Ponte en contacto
Información de Contacto

Lunes a viernes: 9:00 a 14:00
Martes y jueves también: 17:00 a 19:30
Por favor, llámenos para concertar una cita.
Gracias

Fax: 968121334

informacion@garciaymunoz.com

DIVORCIO EXPRES. OBLIGACIÓN DE LOS ABUELOS DE PAGAR LOS ALIMENTOS DE LOS NIETOS. | Garcia y Muñoz Abogadas
6620
post-template-default,single,single-post,postid-6620,single-format-standard,edgt-cpt-2.0.1,mikado-core-2.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-3.0.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_area_uncovered_from_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

DIVORCIO EXPRES. OBLIGACIÓN DE LOS ABUELOS DE PAGAR LOS ALIMENTOS DE LOS NIETOS.

DIVORCIO EXPRÉS.

APUNTE SOBRE LA OBLIGACIÓN DE LOS ABUELOS DE PAGAR LOS ALIMENTOS DE LOS NIETOS

 

La visión del matrimonio tradicional pensado para que dure toda la vida es un concepto antiguo en la sociedad actual.

Cada vez es mas frecuente que parejas que llevan relativamente poco tiempo casadas pongan fin a su matrimonio y lo hagan de forma definitiva.

Esta realidad es la que impulsó la reforma de la Ley del Divorcio existente aprobada en 1981 que tenía un panorama radicalmente distinto al actual. En ella, se consideraba el divorcio como el último recurso para las parejas que querían poner fin a su relación.  Por ello, se les exigía un proceso previo de separación además de la necesidad de permanecer separados al menos dos años antes de solicitar el divorcio.

Pasados los años y tras el cambio acaecido en la visión de las relaciones de pareja, se hizo absolutamente necesario abordar una reforma de dicha Ley para adaptarla a los nuevos tiempos.

Así nació la Ley 15/2005 de 8 de julio que modificó en lo que a ello se refiere, tanto el Código Civil como la Ley de Enjuiciamiento Civil teniendo como principal novedad el valor prioritario que se le da a la libertad en el matrimonio.

Estamos aquí ante un nuevo procedimiento , mucho mas rápido que el anterior y, por ello, mas barato que introduce como novedad significativa el concepto de “custodia compartida” al que ya en la actualidad nos referimos con total normalidad no por ello restándole importancia pues, sabido es, que no es recomendable en todos los casos ni tampoco se concede sin que se cumplan los requisitos exigidos.

Todo esto no significa que el nuevo procedimiento sea fácil, pues toda ruptura matrimonial es siempre sinónimo de disputa e incluso puede ser necesario solicitar ayuda psicológica tanto para los cónyuges como para los hijos del matrimonio.

Pero ¿Qué es el divorcio exprés?

Pues no es otra cosa que un divorcio de mutuo acuerdo que está regulado por la nueva Ley arriba mencionada y que tiene como pinceladas básicas las siguientes:

  • A los matrimonios ya no se les exige que tengan que alegar un motivo para su divorcio, sino que es suficiente con que manifiesten que quieren romper su vínculo matrimonial.
  • En este procedimiento ya no se exige que haya una previa separación legal, por lo que se puede solicitar el divorcio directamente.
  • Si es necesario que exista un acuerdo entre los cónyuges pues, de no existir, estaríamos ante un divorcio contencioso.
  • Se exige también que haya un Convenio Regulador. Este no es otra cosa que una especie de acuerdo al que deben llegar las partes y que debe contener temas tan cruciales como:
  1. Custodia de los hijos.
  2. Régimen de visitas de los mismos.
  3. Uso de la vivienda habitual.
  4. Pensión de alimentos…
  • Deben haber pasado al menos tres meses desde la celebración del matrimonio para que las partes puedan solicitar el divorcio, salvo que exista riesgo para la vida, integridad física, moral o libertad e indemnidad sexual del demandante o de los hijos.
  • No obliga la Ley a que el reparto de los bienes del matrimonio se haga en ese momento, por lo que puede hacerse o dejarse para un momento posterior.
  • Nada impide que cada cónyuge lleve un abogado desde el principio si así lo desean.
  • Si se da el caso de que a la hora de pagar los honorarios una de las partes no tienen dinero en metálico, puede ser la otra parte la que se haga cargo de toda la minuta y si ninguno de los dos tiene dinero podemos incluso echar mano del caudal común.
  • Si los dos llevan el mismo abogado el pago de la minuta se hará normalmente por mitad, si cada uno lleva el suyo; cada uno se hará cargo de su minuta.
  • Para iniciar este procedimiento es necesario ir asistidos tanto de abogado como de procurador. Las partes pueden ir asistidos por el mismo profesional pero si no existe acuerdo en la redacción del Convenio Regulador o si en el momento de ratificarlo uno de los cónyuges no lo hace, cada uno deberá ir asistido por un abogado distinto.
  • Por último, se señala la necesidad de que el último domicilio conyugal esté en el territorio español para poder acogerse a la Ley.
  •                             ¿Cómo se realizan los trámites?
  • Pasados tres meses desde la celebración del matrimonio y sin necesidad de que exista causa que lo justifique, ambos cónyuges o uno con el consentimiento del otro puede solicitar el divorcio. Para ello, deberá contactar con un abogado y un procurador y otorgar un poder a favor de ellos. Su profesional le asesorará en todo momento como hacemos en García y Muñoz Abogadas con total dedicación y atendiendo a sus circunstancias concretas siempre velando por el interés de las partes y, por supuesto, en caso de que existan hijos del matrimonio, cuidando minuciosamente que se respeten todos sus Derechos y aconsejando lo mejor para el bien de los hijos.
  • La documentación necesaria para que podamos iniciar su procedimiento de divorcio es básicamente la siguiente:
  1. Redacción de un Convenio Regulador que tratará temas cruciales y muy sensibles y del que nos ocuparemos mas adelante. Para ello, estará siempre asesorado por su abogado que le guiará en el cumplimiento de la Ley y en el sentido de la lógica y el bien para todas las partes implicadas.
  2. Certificación literal de matrimonio expedido por el Registro Civil de la localidad donde se celebró el matrimonio.
  3. Certificado literal de nacimiento de los hijos. si los hay.Ambos son , de momento, gratuitos.
  4. Poder notarial otorgado a favor del abogado y del procurador. Este suele costar entre 35€ y 50€ dependiendo del Notario.

 

Con todos estos documentos y la información que los cónyuges nos faciliten formalizaremos una demanda que presentaremos junto con el Convenio Regulador y los demás documentos, ante el Juzgado de Familia que corresponda.

El Juzgado llamará posteriormente a las partes para que vayan a ratificar la demanda y el Convenio ante el Juez quien examinará los mismos y dictará sentencia en pocos meses.

 

¿Qué es el Convenio Regulador?

 

Este Convenio es importantísimo pues es ahí donde las partes plasman el acuerdo al que se ha llegado en temas tan cruciales como:

  1. Cuidado de los hijos, régimen de comunicaciones etc.
  2. Régimen de visitas y comunicaciones de los abuelos.
  3. Uso de la vivienda y ajuar familiar.
  4. Contribución a las cargas del matrimonio y alimentos de los hijos.
  5. Liquidación del Régimen económico matrimonial.
  6. Pensión compensatoria etc..

En este punto tan controvertido, donde personas que son matrimonio quieren poner fin al mismo, donde seguro van a salir a flote numerosas controversias algunas incluso hace años enterradas, cobra especial relevancia la Mediación.

 

¿Qué es la Mediación?

 

Seguramente habrán oído hablar de Mediación, pues numerosos medios de comunicación se han hecho eco de este nuevo procedimiento que ha demostrado ser de gran ayuda en numerosos procedimiento tanto en España como en el resto de Europa, en temas de familia y también de otro índole.

Este es un procedimiento totalmente voluntario al que las partes se pueden someter si así lo desean y que les guiará hacia una solución de las controversias mucho mas pacífica , beneficiosa y rápida que la alcanzada por cualquier otro medio. En todo el procedimiento , las partes estarán asistidas por uno o varios profesionales, “los mediadores”, profesionales neutrales e imparciales encargados de llevar a buen puerto la disputa así como de ayudar a las partes a encontrar por ellos mismos la solución mas adecuada evitando que un divorcio de mutuo acuerdo se convierta en un duro y costoso divorcio contencioso.

Como en toda disolución matrimonial, es vital que las partes luchen por mantener las mejores relaciones posibles sobre todo si existen hijos pues aunque pongan fin a su matrimonio, los hijos son de ambos y les necesitarán a ambos toda la vida.

Por ello, desde García y Muñoz Abogadas, recomendamos siempre a nuestros clientes echar mano de cuantos instrumentos legales tenemos a nuestro alcance para resolver cualquier disputa sea del ámbito que sea y mucho mas en disoluciones matrimoniales.

Es por ello que también nuestro equipo está cualificado para llevar a cabo procedimientos de mediación siempre y cuando no hayamos iniciados actuaciones para el caso concreto como abogadas.

 

¿ Se puede uno divorciar ante Notario?

 

Si, hoy en día se puede llevar a cabo un divorcio ante Notario si se cumplen los requisitos siguientes:

 

  • Que se trate de un divorcio de mutuo acuerdo.
  • Que el matrimonio no tenga hijos menores de edad.
  • En todo caso debe usted ir siempre asistido de abogado.

El coste de este procedimiento es muy bajo, dependiendo del Notario.

Habrá que presentar el Convenio Regulador que el Notario aprobará o no.

Si no lo hace, será llevado ante el Juez para que lo apruebe.

Para la redacción del mismo debe estar siempre asesorado por un abogado, estar de acuerdo y ser ratificado por ambas partes, pues; en caso contrario, el divorcio se convierte en contencioso.

 

¿ Qué pasa si algunas de las partes incumple algunos de los acuerdos adoptados y plasmados en el Convenio Regulador?

En este caso, será su abogado el que actuará interponiendo una demanda que contendrá los términos del incumplimiento así como la cantidad que se reclama mas intereses y costas siempre que el incumplimiento sea dinerario.

El Juez la examinará y dará traslado a la otra parte en diez días para que en otros diez días la demandada pague o justifique por qué a su juicio no debe lo que se le reclama.

Si no lo hace, el Juez dictará sentencia decretando el embargo de sus bienes o de su nómina.

Si el incumplimiento no es dinerario sino que se trata de incumplimiento en temas de custodia o régimen de visitas, su abogado interpondrá una demanda de modificación de medidas adoptadas en el Convenio Regulador. Esta será examinada por el Ministerio Fiscal y por el Juez quien dictará sentencia.

Especial apunte al incumplimiento del pago de la pensión de alimentos de los hijos y la obligación de pagarla de los abuelos.

Al hilo de los incumplimientos, queremos destacar aquí un hecho muy común que se está dando especialmente en los últimos años motivado por la gran crisis económica por la que hemos y aún estamos pasando. Se trata del hecho de que el progenitor no custodio no abone la pensión de alimentos de los hijos por encontrarse en situación de total insolvencia.

Son casos en los que ambos progenitores están en paro, sin trabajo e incluso han agotado ya el cobro de todos las prestaciones. Se encuentran carentes totalmente de ingresos para subsistir, lo que ha llevado no solo a dejar de pagar la pensión de alimentos de sus hijos, sino a tener que echar mano de sus propios padres, ya bastante mayores, para que los acojan en su casa de nuevo y les den alimento manteniéndolos con la escasa pensión que perciben los abuelos.

Surgió aquí la controversia de si , en un caso así, estaban obligados los abuelos a hacerse cargo también de la pensión de alimentos y los gastos extraordinarios de sus nietos, que sus propios hijos han dejado de pagar a causa de carecer de ingresos suficientes incluso para su propio sustento.

La STS de 2 de marzo de 2016, da la razón al Juez de Primera Instancia que condena por primera vez a los abuelos al pago de la pensión de alimentos a una menor dado el hecho de que su madre está en una situación de incapacidad permanente y el padre además de ser insolvente no se encuentra en condiciones de volver a trabajar.

http://www.poderjudicial.es/stfls/TRIBUNAL%20SUPREMO/DOCUMENTOS%20DE%20INTER%C3%89S/TS%20Sala%20I%202%20mar%202016.pdf

En este caso concreto, el padre estaba obligado a abonar en concepto de alimentos una pensión mensual de 250€, cantidad que le era imposible satisfacer a causa de su precaria situación económica.

El Juez de Primera Instancia Nº 11 de Gijón dictó sentencia a favor de la demandante que argumentó en su demanda la obligación de los abuelos de contribuir a la pensión de alimentos ante la imposibilidad del padre de darle cumplimiento y dictaminando que los cuatro abuelos de la menor debían abonar  una pensión en concepto de alimentos que ascendía a 135€ y 115€ respectivamente.

Sin embargo, interpuso la madre de la menor un recurso de Apelación ante la Audiencia Provincial y otro posterior de Casación ante el Tribunal Supremo con la intención de que en esa obligación de los abuelos se incluyera también otra cuantía en concepto de gastos extraordinarios. Ambas instancias desestimaron los citados recursos pues según cita la propia Sentencia “ los gastos extraordinarios solo están previstos para las relaciones existentes entre padres e hijos ( artículo 93 del Código Civil), pero no así entre abuelos y nietos. Por lo que la obligación de los abuelos en caso de insolvencia de los padres de los menores alcanza al sustento, vestido, habitación y asistencia médica según el artículo 142 del código Civil”.

Para finalizar queremos hacer un pequeño apunte sobre qué se entiende por gastos extraordinarios, pues es un tema que suele suscitar dudas.

Aunque no existe unanimidad sobre algunos de ellos, generalmente, se suelen aceptar como gastos extraordinarios los siguientes:

  • Gastos relativos a enfermedad o intervención quirúrgica.
  • Los relativos a los tratamientos dentales.
  • Gafas, ortodoncia, apoyo psicológico, logopedia.
  • Gastos relativos a la adquisición de material info

Como gastos ordinarios se suelen aceptar los siguientes:

  • Gastos de guardería.
  • Gastos de comedor escolar.
  • Libros y otro tipo de material escolar.
  • Gastos relativos a la educación del niño, academias, escuelas de música..
  • Matrículas y gastos universitarios.
  • Transporte público o escolar.

Señalamos que existe gran disparidad de criterios en los gastos relativos a :

  • Guardería.
  • Matrículas, clases particulares.
  • Deportes y excursiones.
  • Enseñanza de idiomas.

Reiteramos que cada caso es único y es por ello por lo que ante cualquier situación de crisis matrimonial le aconsejamos que acuda a un profesional para que sea asesorado de forma personal e individualizada.

En García y Muñoz Abogadas estamos a su disposición en Cartagena para ayudarle a buscar la mejor solución posible. Solo tiene que concertar una cita al teléfono o al correo electrónico de contacto y le atenderemos en nuestro despacho.

 

 

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies