Ponte en contacto
Información de Contacto

Lunes a viernes: 9:00 a 14:00
Martes y jueves también: 17:00 a 19:30
Por favor, llámenos para concertar una cita.
Gracias

Fax: 968121334

informacion@garciaymunoz.com

Garcia y Muñoz Abogadas | ¿ESTARÉ EN DESVENTAJA ECONÓMICA TRAS MI DIVORCIO?
6419
post-template-default,single,single-post,postid-6419,single-format-standard,edgt-cpt-2.0.1,mikado-core-2.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-3.0.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_area_uncovered_from_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

¿ESTARÉ EN DESVENTAJA ECONÓMICA TRAS MI DIVORCIO?

¿ME QUEDARÉ EN DESVENTAJA ECONÓMICA TRAS MI DIVORCIO?

 

Ante una situación tan sumamente complicada como una separación o un divorcio es normal que nos surjan gran cantidad de dudas e interrogantes. Muchas de ellas, estarán relacionadas con el devenir de la vivienda habitual o con los hijos, otras, tendrán que ver con la nueva situación económica ante la que se encuentran los ahora excónyuges.

Podría pasar que la situación económica de ambas partes sea similar y no exista duda ni conflicto al respecto pero, hemos de reconocer que, en la mayoría de los casos uno de los dos se quedará en una posición de desventaja económica con respecto al otro.

Es aquí donde hemos de hablar de una figura recogida en el artículo 97 del Código Civil llamada Pensión Compensatoria. Esta figura jurídica fue creada como instrumento para paliar las situaciones en que tras una separación o un divorcio se prodce un desequilibrio económico de un cónyuge con respecto al otro, que conlleva un empeoramiento de su situación debido a su dedicación durante el tiempo del matrimonio al cuidado del hogar, de los hijos e incluso, a actividades relacionadas con el mundo laboral del otro cónyuge.

Se trata de un mecanismo de reequilibrio de posiciones de las dos partes que evita que alguna de ellas se encuentre en una situación de desamparo económico derivado de una separación o un divorcio.

 

Ahora podríamos preguntarnos, ¿Qué cuantía tiene esta pensión?, ¿Cuánto dura?, ¿A favor de quién se fija ?, ¿Quién la concede? Y ¿ En base a qué?

 

Muchas son las interrogantes que pueden surgirnos en torno a la Pensión Compensatoria, sin embargo, intentaré clarificarlas todas ellas brevemente.

 

  • La legislación española no establece nada al respecto de la cuantía que debe tener la Pensión Compensatoria ni tampoco nos esclarece nada al respecto de la duración de la misma. Si estamos en condiciones de afirmar que la citada pensión podrá tratarse de una pensión temporal, solo vigente por el tiempo necesario para que la parte en desventaja económica se reincorpore al mundo laboral, o por el contrario, podrá ser una pensión por tiempo indefinido. Uno y otro extremo se fijará en función de los ingresos y de los bienes de las partes.

 

  • Es cierto que hasta ahora lo normal era que la beneficiaria de la citada pensión fuera la mujer pero cada vez se dan mas casos en que la situación se ha invertido y el beneficiario de la misma es el hombre, esto como consecuencia de la incorporación de la mujer al mundo laboral.

 

  • Es precisamente en el momento de la separación o del divorcio cuando debe de acreditarse esa situación de desequilibrio económico de la que hemos hablado, pues será en ese momento en el que se deberá solicitar acreditadamente. ( STS 18 de marzo 2014).

 

  • En cuanto a quién deberá establecer la Pensión Compensatoria y en base a qué, nos encontraremos ante dos situaciones distintas dependiendo de si existe acuerdo entre los ahora excónyuges con respecto a la esta cuestión o si no. En el primero de los casos, no hay conflicto, pues se irá a lo que hayan acordado las partes. El conflicto surge cuando falta este acuerdo, pues será un Juez el que decida teniendo en cuenta las siguientes circunstancias con respecto al cónyuge que quede en situación de desequilibrio:
    1. Edad y estado de salud.
    2. Cualificación profesional y posibilidades de acceso al empleo.
    3. Dedicación pasada y futura a la familia.
    4. Colaboración con su trabajo a las actividades profesionales del otro cónyuge.
    5. Duración del matrimonio y convivencia conyugal.
    6. Caudal, medios económicos y necesidades de los cónyuges.
    7. Cualquier otra circunstancia personal relevante.

 

  • Una vez fijada, ésta será actualizada anualmente según el Indice de Precios al consumo.

 

  • La Pensión compensatoria también podrá ser modificada en relación a su cuantía si se da un cambio en la situación económica de cualquiera de las partes.

 

  • Igualmente podrá extinguirse de forma automática y sin necesidad de prueba ni de iniciación de proceso alguno en los casos en que se de la muerte del beneficiario o éste celebre un nuevo matrimonio con otra persona.

La mera convivencia de hecho con otra pareja necesitará ser probada para que se produzca una extinción de la Pensión Compensatoria por este hecho.

 

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, de 16 de diciembre de 2015, estudia a fondo la relevancia de la convivencia de hecho de un apareja anterior al matrimonio seguida y sin interrupción de la celebración de un matrimonio entre los mismos y su incidencia a la hora de fijar la cuantía y duración de la Pensión Compensatoria.

Señala la citada Sentencia las siguientes circunstancias necesarias para que esa convivencia de hecho previa al matrimonio compute a la hora de fijar duración y cuantía de la Pensión:

 

  • Es necesario que la convivencia de hecho sea inmediatamente anterior a la celebración del matrimonio, osea, se trata del caso en que una pareja decide irse a vivir juntos excluyendo de mutuo acuerdo la celebración del matrimonio pero , pasados los años deciden casarse.

 

  • El TS deja claro que a pesar de que no cabe aplicar el artículo 97 del Código Civil analógicamente a circunstancias distintas al matrimonio, en los supuestos de ruptura con convivencia de hecho que precedan a la celebración del matrimonio; si se tendrán en cuenta para determinar y valorar el desequilibrio económico de ambos y para fijar la cuantía y temporalidad de la Pensión Compensatoria al amparo del citado artículo y en atención a la pérdida de oportunidades laborales de uno de los cónyuges con respecto al otro por haber dedicado el tiempo al cuidado del hogar, hijos e incluso haber dedicado sus esfuerzos a ayudar en actividades comerciales o empresariales del otro cónyuge.

 

En este procedimiento es obligatoria la intervención de abogado y de procurador por lo que Garcia y Muñoz Abogadas en Cartagena, estamos a su servicio ante cualquier problema de este índole. No dude en consultarnos pidiendo cita previa en nuestros teléfonos o correo electrónico de contacto.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies