Ponte en contacto
Información de Contacto

Lunes a viernes: 9:00 a 14:00
Martes y jueves también: 17:00 a 19:30
Por favor, llámenos para concertar una cita.
Gracias

Fax: 968121334

informacion@garciaymunoz.com

IMPORTANCIA DE QUE LOS CONTRATOS SEAN REVISADOS POR UN PROFESIONAL | Garcia y Muñoz Abogadas
6563
post-template-default,single,single-post,postid-6563,single-format-standard,edgt-cpt-2.0.1,mikado-core-2.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-3.0.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_area_uncovered_from_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

IMPORTANCIA DE QUE LOS CONTRATOS SEAN REVISADOS POR UN PROFESIONAL

 

Todos nosotros nos hemos encontrado ante un contrato alguna vez. De un modo u otro tenemos que participar en ellos a lo largo de nuestras vidas ya sea cuando compramos o vendemos un bien, al alquilar una vivienda, al abrir una cuenta en una entidad bancaria o al contratar un servicio o algún suministro de luz, agua o gas, entre otras situaciones.

Hay ocasiones en que los contratos que se nos presentan no nos dan opción a la negociación es el caso de la contratación de ciertos suministros, por ejemplo. Sin embargo, existen multitud de ocasiones en que de la mala redacción, mala lectura o de la no supervisión de un contrato determinado por un profesional, se derivan consecuencias negativas para una de las partes que podrían haberse evitado si un experto hubiera revisado el contrato previa firma del mismo.

Nos parece aquí interesante hacer una breve introducción teórica de la regulación y a algunos aspectos esenciales de los contratos.

Podríamos definir brevemente el contrato como la relación que nace en base a un acuerdo y que se regula en el Título II de nuestro Código Civil, en los artículos 1089, 1254 y siguientes.

El artículo 1089 del Código Civil nos dice “ La obligaciones nacen de la Ley, de los contratos y cuasicontratos…” configurándolos así como una de las fuentes de las obligaciones.

Partiendo de ahí y del examen del resto del articulado referente a los contratos, podemos decir que en los contratos rige el principio de la autonomía de la voluntad, ose, que las partes intervinientes en los mismos pueden establecer cuantos pactos deseen siempre y cuando estos no contravengan la moral ni el orden público.

El artículo 1261 del Código Civil nos dice cuales son los requisitos de los contratos, a saber: “consentimiento de los contratantes, objeto cierto que sea materia del contrato  y causa de la obligación que se establezca”.

De ello se desprende que para que un contrato pueda celebrarse válidamente, los contratantes han de tener capacidad para contratar y prestar el consentimiento. A este respecto nos indica el artículo 1262 que “el consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato”.

Así mismo, cuando hablamos de capacidad de contratar nos referimos a que los sujetos contratantes han de tener plena capacidad de obrar, esto es, no podrán contratar los incapaces ni los menores no emancipados. La incapacidad ha de ser declarada por sentencia judicial no existiendo acuerdo unánime hoy día sobre las consecuencias de los contratos realizados sin los requisitos de capacidad exigidos.

El objeto del contrato es la cosa o servicio que sea materia de las obligaciones y la causa se podría decir que es la razón o fin del contrato.

Según el Código Civil los contratos son obligatorios siempre que contengan las condiciones esenciales para su validez y sea la que sea la forma en que se realicen, aunque existen casos en que el contrato tenga validez plena ante terceros.

Es pues el contrato una fuente de obligaciones para las partes contratantes pero frente a terceros no produce derechos ni obligaciones.

A pesar de ello, es posible que en un contrato se introduzca alguna estipulación a favor de terceros, quienes podrían exigir su cumplimiento si el tercero aceptó en su momento esas estipulaciones.

No obstante, existe la posibilidad de que un contrato adolezca de defectos que puedan llevar consigo la ineficacia del mismo.

Hablaríamos de contratos nulos cuando el defecto se produce en el momento de la celebración del mismo ( 1265), y como consecuencia el contrato no producirá ningún efecto. Existe también otras figuras como son la anulabilidad y la rescisión de los contratos.

Merecen una mención especial los contratos de adhesión que son aquellos en que la parte solamente aceptará las condiciones generales que se les imponga. Tenemos que saber que para nuestra defensa tenemos la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, Ley 1/2007 modificada por Ley 3/2014, sepa siempre que ante cualquier duda en García y Muñoz Abogadas siempre podemos asesorarle al respecto.

Al margen de los contratos de adhesión citados que nos dejan poco margen de maniobra, están otro tipo de contratos como pueden ser los de compra-venta o alquiler en los que se corre mayor riesgo pues si se firman sin la revisión previa de un profesional es posible que una de las partes resulte perjudicada.

Un buen ejemplo de ello es el contrato de alquiler. Todos parecen iguales pero no lo son. Unos, fijan la obligación de prestar aval bancario;  otros, hacen pagar al arrendatario la cuota de la comunidad de vecinos..

La mayoría se plasman sobre el papel pero aún hoy existen contratos verbales debido a la libertad de forma de la que hablábamos anteriormente.

A menudo, tanto propietarios como inquilinos firman este tipo de contratos sin supervisión previa por un profesional aceptando clausulas que les perjudican y corriendo graves riesgos.

Por ello, desde García y Muñoz Abogadas en Cartagena, insistimos en la importancia de la redacción y supervisión de los contratos antes de la firma de los mismos.

A modo de ejemplo, nos gustaría exponer una serie de riesgos típicos que se suelen correr a la hora de firmar un contrato de alquiler tipo, pasamos a exponerlos a continuación.

No es de extrañar encontrarnos con que, a pesar de que lo normal es que la persona que nos alquila la vivienda sea el legítimo propietario, en nuestro caso nos encontremos con que el que aparenta serlo es en realidad un familiar del dueño e incluso alguien totalmente externo. Hay que tener mucho cuidado porque en ese caso, esa persona no tiene derecho a alquilarla.

Para evitar este tipo de situaciones nosotros corroboramos la titularidad del inmueble acudiendo al Registro de la Propiedad correspondiente.

Otras veces, hay casos en que acudiendo a un profesional que estudie el caso minuciosamente así como la situación personal tanto de arrendador como arrendatario se puede intentar negociar consiguiendo en algunos casos un mejor precio, mejores condiciones y mas seguridad para ambos.

En los casos en que medie una agencia en la operación , es importante saber desde el principio quien correrá con los gastos de la misma y evitar así sorpresas indeseables que puedan arruinar la operación.

Especial cuidado hay que tener con los contratos verbales, pues en caso de tener que demostrar acuerdos concretos resultará muy difícil. Del mismo modo sabemos que no existe en este tipo de contratos la posibilidad de releerlos antes de firmarlos por lo que es posible que no se tenga en cuenta todo lo que el inquilino desee o crea haber dejado claro.

También consideramos importante que antes de entrar a la vivienda se revise el estado de la misma plasmándolo en el contrato junto con un anexo que detalle si el inmueble tiene electrodomésticos, muebles ..etc.

Es esencial que se fije la cuota exacta del alquiler y la forma de pago, así como no aceptar que se nos  impongan conceptos que no nos corresponden como por ejemplo el IBI.

Hacemos aquí una mención a los contratos mercantiles, pues la contratar con otras empresas cada una de las partes buscará sus propios intereses y es por ello importante estar bien asesorado para evitar clausulas perjudiciales o ambiguas.

En García y Muñoz Abogadas en Cartagena, estamos a su disposición para revisar cualquier contrato así como para redactarlos y también para negociar cualquier clausula contenida en el mismo que creamos puede mejorarse o perjudicar a nuestro cliente.

Solo debe concertar una cita a nuestro teléfono o correo electrónico de contacto.

 

 

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies