Ponte en contacto
Información de Contacto

Lunes a viernes: 9:00 a 14:00
Martes y jueves también: 17:00 a 19:30
Por favor, llámenos para concertar una cita.
Gracias

Fax: 968121334

informacion@garciaymunoz.com

QUE SON LAS MODIFICACIONES DE MEDIDAS : QUE SE PRETENDE CON ESTE TIPO DE PROCEDIMIENTO. | Garcia y Muñoz Abogadas
6591
post-template-default,single,single-post,postid-6591,single-format-standard,edgt-cpt-2.0.1,mikado-core-2.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,homa-ver-3.0.2, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_area_uncovered_from_content,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

QUE SON LAS MODIFICACIONES DE MEDIDAS : QUE SE PRETENDE CON ESTE TIPO DE PROCEDIMIENTO.

QUE SON LAS MODIFICACIONES DE MEDIDAS: QUE SE PRETENDE CON ESTE TIPO DE PROCEDIMIENTOS.

Cada vez son mas las parejas que acuden a este tipo de procesos, cuando por los motivos que fueren sus vidas se ven alteradas por nuevos acontecimientos que hacen que queden desfasadas aquellas medidas, que en un principio se adoptaron en el procedimiento de separación, divorcio o guarda y custodia y que hacen necesario adaptarlas a la nueva situación que viven los cónyuges.

Este procedimiento puede hacerse de dos maneras o bien de mutuo acuerdo o de forma contenciosa, siendo necesaria la intervención de abogado y procurador en ambos casos, para su trámitación ante el juzgado.

Si bien es cierto, que este procedimiento no puede utilizarse para adoptar nuevas medidas, sino para modificar las ya existentes, es decir, podemos solicitar un cambio en la guarda y custodia de los hijos, en el régimen de visitas, pensión de alimentos, etc.., incluso sobre la vivienda, ya que existe jursiprudencia sentada a partir de una sentencia del Tribunal Supremo de 5 de septiembre de 2011, que determina “ que el uso de la vivienda familiar atribuido a los hijos y al progenitor custodio con ocasión del divorcio podrá extinguirse a partir de la mayoría de edad de aquellos, aunque no hayan alcanzado la independencia económica”. Por lo que el cónyuge no custodio podría solicitar a través de este tipo de procedimientos otra solución distinta en relación con el uso y disfrute de la misma, si bien,con relación a la vivienda habrán de analizarse otras circunstancias .

Entre otros artículos, la Ley de Enjuiciamiento Civil en concreto el artículo 775.1 dispone:

El Ministerio Fiscal, habiendo hijos menores o incapacitados y en todo caso, los cónyuges podrán solicitar del tribunal que acordó las medidas definitivas la modificación de las medidas convenidas por los cónyuges o de las adoptadas en defecto de acuerdo siempre que hayan variado sustancialmente las cirucnstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas”.

Como he apuntado anteriormente, es un procedimiento que puede hacerse o bien, de mutuo acuerdo, sin complicaciones a través de un nuevo convenio regulador que posteriormente se ratificará en el juzgado en el sentido de que ambas partes están de acuerdo con las modificaciones solicitadas, y que finalmente será homologado por el juez.

O bien, si no estuvieramos tan de acuerdo con las nuevas medidas que se solicitan, tendriamos que acudir a un procedimiento contencioso que es mucho mas complicado que el anterior, interponer la correspondiente demanda de modificación de medidas y el cónyuge que pide la modificación probar que se dan los requisitos exigidos para este tipo de procedimientos.

Estas circunstancias que se han ido estableciendo de manera unificada por la jurispruedencia son las siguientes:

Que exista un cambio de las circunstancias con respecto a la situación inicial de permanencia en el tiempo, no meramente pasajero.

La variación debe ser relevante y posterior a la sentencia, que tenga la entidad suficiente para que implique la modificación de la medida acordada.

Que la nueva situación no haya sido provocada voluntariamente por el solicitante , es decir, que sea involuntaria.

La nueva situación debe ser probada por quien lo solicita.

En este supuesto, se presentará la demanda correspondiente con traslado al otro cónyuge y al Miniesterio Fiscal, ( en el caso de que hubiere hijos menores), para su contestación en el plazo de veintedías hábiles, celebrándose con posterioridad una vista en la que se intentará que las partes lleguen a un acuerdo y en caso contrario se practicaran las pruebas oportunas y será el juez quien decida si procede o no la modificación solicitada, teniendo siempre en cuenta el interés mas necesitado de protección.

Desde García y Muñoz Abogadas, aconsejamos que antes de verse avocado a un incumplimiento en el pago de la pensión de alimentos (que suele ser uno de los casos mas habituales de este tipo de procesos), acudas al abogado para que promueva un procedimiento de modificación de medidas solicitando al juez la reducción de esta pensión ante la imposibilidad de poder hacer frente a tus obligaciones de pago por ver reducidos tus ingresos, pues de lo contrario debes saber que el conyuge perjudicado, puede incluso denunciarte por un delito de abandono de familia en su modalidad de impago de pensiones cuando dejes de pagar al menos dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos , tal como establece el artículo 227 de nuestro Código Penal y que conlleva aparejada la pena de prisión de tres meses a un año, o multa de seis a veinticuatro meses. Ademas de esta responsabilidad penal por incumplimiento, puede exigir la responsabilidad civil producida por no pagar dicha pensión con los intereses legales por el retraso en el pago .

Aunque la referencia ha sido a la pensión de alimentos, el mencionado artículo alude a cualquier tipo de prestación económica en favor de cónyuges o hijos, es decir, no solo alimentos, sino también, la pensión compensatoria que se hubiere establecido en favor del cónyuge que por motivo del divorcio haya sufrido un desequilibrio económico, dando lugar a un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio.

¡OJO!, Incluso sería un delito, aunque pagarás la mitad de la suma de lo que en su día se fijó en la sentencia o convenio, si bien, esto hay que matizarlo porque no es lo mismo querer pagar y no poder, que poder y no pagar, por ejemplo, en los casos que se pague la mitad de lo que se debe, puede servir de argumento para acreditar que estamos cumpliendo en función de nuestros ingresos, si bien como señala el artículo 227,1 del Código Penal, esos argumentos han de acreditarse y el juez tendrá la última palabra, porque nosotros unilateralmente sino hay una nueva resolución que así lo acuerde, no podemos pagar la cuantía que mejor nos convenga y hay que seguir cumpliendo con lo acordado desde el primer momento, aunque luego el juez pueda valorar o no las buenas intenciones.

Es importante recordar también, que el no pagar la totalidad de la pensión de alimentos tiene otra consecuencia y es que si hay una condena penal, van a figurar antecedentes penales.

Igualmente, tu expareja puede reclamarte la pensión por la vía civil, a través de un procedimiento de ejecución por los incumplimientos reiterados de las obligaciones de pago, derivadas del procedimiento de separación,divorcio, o nulidad, con el consiguiente embargo de tus bienes con el fin de satisfacer las cantidades debidas, incluso el embargo mensual de parte de tu sueldo, por ello insistimos desde García y Muñoz, en la importancia de instar cuanto antes, un procedimiento de modificación de medidas ante cualquier cambio en tu situacion personal o patrimonial con el fin de que el juez valore tu situación actual y decida lo que mejor convenga por el bien de todos y en especial por el de los hijos menores.

Otro caso, puede surgir por motivos de trabajo, cuando uno de los cónyuges se ve obligado a cambiar su lugar de residencia a otra Comunidad Autónoma, lo que va afectar sin duda alguna al régimen de visitas ya establecido, al impedir que ambos cónyuges puedan cumplir con sus obligaciones, especialmente, para el no custodio, siendo conveniente iniciar este tipo de procedimientos para que el juez ante esta nueva situación decida en interés del menor las medidas que estime procedentes, ya que , el cónyuge custodio del hijo o los hijos menores, no puede por el simple hecho de tener la custodia sobre éstos ,decidir de forma unilateral, sin el consentimiento del otro que tiene la patria potestad, un cambio que va afectar no solo a su derecho a ejercer su régimen de visitas sino a las relaciones futuras con sus hijos.

Igualmente, puede instarse un procedimiento de modificación de medidas para solicitar un cambio en la guarda y custodia de los hijos, para pasar a ejercer ésta de manera compartida si se dieran las cirucunstancias o de forma exclusiva por el progenitor que antes no la tenía.

Se puede solicitar también a través de estos procesos, la extinción de la pensión de alimentos cuando los hijos se independizan económicamente, salvo que se hubiera fijado una fecha concreta para ello, que habría que respetar. En este sentido el Código Civil en su artículo 152, viene a decir, que no sólo cuando el hijo encuentra trabajo puede extinguirse esta obligación sino incluso cuando teniendo la formación suficiente para trabajar no lo hace por causas que son imputables a su voluntad.

Lógicamente, desde García y Muñoz Abogadas reiteramos, que cualquier cambio de los mencionados, se tienen que acreditar documentalmente o por cualquier otro medio de prueba , pues no basta con la simple manifestación del abogado de que las circunstancias de su cliente ya no son las que las partes o el juez consideraron adecuadas en otro momento ante otra realidad, siendo necesrio probarlas, dado que se trata de circunstancias que son comunes a los procedimientos de modificación de medidas y que han sido determinadas tanto por la doctrina como por la jurisprudencia, teniendo muy presente que en tanto no exista otra resolución que regule la nueva situación, hay que seguir cumpliendo con lo acordado en un principio, o atenerse a las consecuencias.

Queremos destacar, que como suele suceder en algunas ocasiones, no todas las pretensiones que se plantean en los juzgados prosperan con éxito, por ello el cliente debe saber y tener presente, que este tipo de procedimientos de modificación de medidas tambien tiene sus riesgos, y si se diera el caso de que la demanda fuera desestimada íntegramente por el juez, podríamos ser condenados a pagar las costas y en consecuencia a pagar los honorarios del abogado de la parte contraria, por lo que debemos asegurarnos de que las pruebas argumentan suficientemente la necesidad de esa modificación y se sostienen por sí mismas, porque al final quien tiene la última palabra es el juez, Un ejemplo, solicitar la reducción de la pensión de alimentos alegando el nacimiento de un nuevo hijo con tu nueva pareja, el abogado sabe que en la mayoría de los casos, esto no va a prosperar por si solo, porque la jurisprudencia existente considera “que este hecho no puede considerarse un cambio sustancial de las circunstancias porque se trata entre otros factores de un cambio provocado voluntariamente y no imprevisto o imprevisible”. Sería necesario ademas que ese argumento del nacimiento se acompañe de otros factores para que el juez estime conveniente la modificación.

Donde debemos interponer la demanda de modificación de medidas?

Tras las reformas introducidas por la Ley 42/2015 (publicada en el B.O.E 6/10/15), en la Ley de Enjuiciamiento Civil, entre otros en el artículo 775.1 mencionado anteriormente , y por una cuestión de competencia, “ante el tribunal que acordó las medidas definitivas”por lo que esta reforma te puede afectar o no, en función de que continúes viviendo o no, en la misma ciudad donde radica el juzgado que conoció tu caso, por lo que si rehiciste tu vida y resides en otra ciudad distinta, es algo que debes tener en cuenta.

Así, las cosas, nuestro consejo es que no dudes en ponerte en manos del abogado en cuanto cambie tu situación personal o patrimonial y no puedas hacer frente a tus obligaciones de pago con el fin de que te asesore si en tu caso, se cumplen o no esos requisitos para instar un procedimiento de modificación de medidas y si las pruebas en las que sostienes tu pretensión son suficientes para conseguirlo, porque estas pidiendo, cambiar la regulación de un procedimiento que ya cuenta con una regulación previa y que en su día el juez consideró que era la adecuada, y por supuesto, evita en la medida que te sea posible los incumplimientos .

Por ello, desde García y Muñoz Abogadas podemos asesorarte ante aquellas dudas que puedas plantearnos con tus circunstancias concretas.

1 Comment

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies